domingo, 30 de noviembre de 2008

Cerveza, oro líquido.

¿Pan o cerveza?

Recientemente el biólogo e historiador, Josef H. Reichholf, ha presentado su nuevo libro “Porqué los hombres se volvieron sedentarios”. Hasta ahí todo bien, pero la polémica se desata cuando en sus escritos considera errónea la teoría de que la humanidad empezó a cultivar plantas, abandonó la vida nómada y se estableció con él fin de alimentarse mejor.
Entre otras cosas, argumenta que “las cosechas iniciales eran escasas y laboriosas, con lo que no se podía asegurar la supervivencia de un pueblo.” En cambio propugna que la agricultura surgió de una situación de abundancia. “La humanidad experimentó con el cultivo de cereales y utilizó el grano como complemento alimenticio. La intención inicial no era hacer pan con el grano, sino fabricar cerveza mediante su fermentación.”

No sabemos si este señor habrá pasado más horas estudiando o tomando birras en la Hofbräuhaus de Munich, de dónde es catedrático en la universidad técnica, pero tiene bastantes argumentos a su favor. Uno de ellos es que “la humanidad siempre ha sentido la necesidad de alcanzar estados de embriaguez con drogas naturales que transmiten sensación de trascendencia, de abandono del propio cuerpo”, aquí ya entraríamos en temas chamánicos y/o religiosos, además de sentimientos de unidad del pueblo, etc. Otro argumento muy válido que apoya la teoría de este señor es que para realizar cerveza se necesita menos cantidad de cereal que para elaborar pan y además con la fermentación conseguimos un alimento más duradero y agua libre de bacterias (gracias al alcohol).

+ info:
Leer la noticia al completo, diario el mundo

Su aparición:

Sea como fuere, las evidencias más antiguas de producción de cerveza datan de alrededor del 3.500 a.C. y se fueron halladas en el actual Irán, aunque se cree que seguramente su origen se remonta a mucho antes, quizá desde el 10.000 a.C.

Fue desarrollada por elamitas, egipcios y sumerios, y a través de los años transmitida a otras civilizaciones posteriores. Se sabe que la elaboración se hacía primeramente con espelta (cereal antecesor del trigo) y más tarde con cebada. Hay testimonios gráficos que describen distintos procesos según el origen. En muchos casos se troceaban unos panes fermentados, se calentaban y hervían en agua y se volvían a dejar fermentar. Luego la mezcla se chupaba con cañas para evitar así los grumos. La cerveza tuvo un papel muy relevante en la vida de los egipcios, era considerado un alimento básico, como lo fuera el pan, e incluso servía como pago a los trabajadores. También fue usada en ceremonias religiosas y por altos mandatarios, con lo que seguramente ya entonces existieron distintas calidades y variedades. ^ Cebada.

Los celtas fueron los que extendieron su uso y conocimientopor toda la península ibérica. Pero más tarde, con la romanización, la mediterránea se consolidó como una zona básicamente vinícola, mientras que la cerveza se producía en el norte y centro de Europa y adquiría la forma de lo que entendemos hoy por cerveza.


En tierras teutonas:

Esa diferenciación aún hoy se hace patente en dichos lugares de la geografía europea, así tenemos que Alemania, República Checa y Bélgica, son, sin duda, tres de los países que más variedades ofrecen, más se consume y, en definitiva, más cultura de la cerveza hay.

Durante la Edad Media, en el sur de Alemania, los monasterios fueron los principales elaboradores y distribuidores de cerveza, pero poco a poco se fue extendiendo a otras regiones. También durante esta época de la historia es cuando se incorpora el lúpulo (en calidad de aromatizante y conservante) a la birra.
En 1487 se establecen las denominadas normas de pureza de Múnich. Y a los pocos años, en 1516, el duque bávaro Guillermo IV decretó la hasta ahora más antigua norma alimentaria del mundo con vigencia actual. Dicha ley de pureza, la “Reinheitsgebot”, prescribe el uso exclusivo de malta de cebada, lúpulo y agua en la elaboración de cerveza en Alemania. Por aquel entonces, todavía no se había descubierto el modo de acción de la levadura. ^ Lúpulo

Susodicha ley


A día de hoy:

En la actualidad, lejos ya de esas leyes restrictivas, existen infinidad de variedades de cervezas. Aunque sí es verdad que las birras que aún siguen con esa vieja ley de pureza nos lo hacen saber, orgullosos, indicándolo en su etiqueta.

Las variedades, o tipos, dependerán de los cereales y las cantidades usadas, de los procesos en la elaboración, de los aditivos, de los fermentos e incluso del agua. Ante tan apabullante cantidad de variedades, algunas con tiradas enormes de producción industrial y otras de escasos barriles de producción casera, en 1970 distintas asociaciones y expertos se pusieron de acuerdo para establecer una clasificación. Dicha clasificación se basa en: Fermentación, Ingredientes, Aspecto, Procedimientos y Procedencia o denominación de origen.

Francamente no es que facilite mucho las cosas, porque ente eso y la jerga propia que cada país otorga al mundo de la cerveza, realmente uno se pierde entre tanta nomenclatura. Sobretodo porque en castellano no existe apenas vocabulario "cervecero".


Este post se lo dedico a mi colega Chemote, ¡en cuanto caiga por allí nos tomamos unas! A los demás, nos vemos en los bares, en los buenos bares... A vuestra salud! Prost!!

Posts relacionados:

Tipos de cervezas Alemanas

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Dios!!!!!!!!!!

OLÉ TUS HUEVOS Y VIVA LA CERVEZA! Jajajajaja, por dedicarme el post ya sabes que tienes unas cuantas rondas que cargarán de mi cuenta ;) Interesante todo...pero quiero añadir algo, tambien sirve como pago para cuando le haces un esguince en el pie a un amigo cuando haces el capullo jajaja.

Gracias tio, más ilusión que me hace imposible :P

JC : dijo...

JAJJAJAJA!!!

Y yo bien contento de que me trajeras ese par de buenas birras!

Aunque sean Belgas y no alemanas, la JUdas y la Gulden Drag siempre ocuparán un lugar especial dentro de mi corazón cervecero gracias a nuestras vivencias!!

Salud hermano! Alzemos nuestros cuernos cerveceros!!! XDD

Pedro Antonio dijo...

Ambar??? UGGHHHHHH Que asco por dios >.< Estuve hace dos meses en Zaragoza y volví a Andalucia con unas ganas nuevas de beber cruzcampo jajaja

JC : dijo...

jajajaja! Pues sí... la verdá es ke las birras en España dejan mucho que desear... sobretodo las de corte industrial (que son prasticamente todas). A mí personalmente la cruzcampo tampoco me dice nada... como la ambar, la estrella o tantas otras, que no quiere decir que luego no me las beba, ajjajaj!!.

Si tengo ke elegir una de Andalucía me kedo con una buena Alhambra!!! Ole!