lunes, 29 de septiembre de 2008

Haciendo y conociendo

Desde el viernes pasado he estado haciendo bastantes cosiñas. El mismo viernes por la mañana fui a comprar una manta. El hecho de necesitar mantas y comida te hace entender pq cuando hay una catástrofe es lo primero que piden como ayuda humanitaria. ¡Son dos cosas totalmente indispensables! Sobretodo cuando tu compi de piso, que te estaba prestando sus mantas, se va.

Al mediodía invitamos a Kana, nuestra amiga japonesa, a comer a casa. Le preparamos comida española. Algo sencillo, tortilla de papas y una ensalada de pimientos asados. Digamos que Alemania no es muy buen lugar como para encontrar buenos productos del mar para hacer una auténtica paella. Pero bueno, triunfamos como la vita-cola y le gustó mucho todo. Y eso que era la primera vez que hacía una tortilla española yo solito. Y Nana, que se encargó de los pimientos, tmb era novata en eso. A mí me faltó uno o dos huevos para que hubiese acabado de quedar perfecta la tortilla, pero a Nana los pimientos le quedaron excelentes. Luego les hice un postre improvisado con pera cortadita a dados, yogurt por encima y un poco de canela. Fácil y bueno.

Kana, Nana und ich. Unsere tortilla de papas und unsere pimientos asaos. ¡Und naturlich pan con tomate! No había vino pq Kana no bebe alcohol.
Lo que no fue tan fácil, fue explicarle a Kana como jugar al Kniffel. Si ya en español es difícil, en medio-inglés, medio-alemán y medio-japonés ni te cuento. Pero acabamos jugando toda una partida, aún no tengo claro cómo.

Los japos tienen sus propias costumbres y su propia forma de entender el mundo. Es algo que aprendí en el año de convivencia con Hide. Pero aún me sigo sorprendiendo de lo generosos y respetuosos que son (la mayoría, claro). La primera vez que quedamos con Kana para ir a la exposición de la Bauhaus nos llenó de regalos y de igual forma esta vez. Me gusta mucho la libreta que me regaló, con el cuadro de la gran ola de Hokusai como portada. Me hubiera gustado hacerle también un regalo en ese mismo instante, como harían ellos. Pero es algo que nunca me espero. Sea como sea, Kana, que por cierto es soprano y estudia canto aquí en Weimar, es un encanto de chica.

Por la tarde estuve informándome sobre el escaramujo y os escribí ese post tan chulo, jajajaj! Cenar, peli y a la cama.

Sábado. Tras decidir que no iríamos a Munich, a la Oktoberfest, pues no nos apetecía ir a una feria masificada de gente, con birras a 7 euros, después de 4 horas de tren, apostamos por algo más… reducido y económico. En el pueblo de al lado, Apolda, hacían su propia fiesta de bienvenida a la cerveza. Como os conté, tienen su propia birra y hacen la apertura del primer barril. Pensábamos que sería un acto público y gratuito, pero como “penséque” y “creíque” son hermanos de “tonteque”, pues vimos una feria de pueblecillo y poco más, pues el acto del barril era cerrado y tenías que comprar entrada. Lo que más nos gustó fue el mercado medieval que hicieron cerca del castillo del pueblo. Estaba muy bien ambientado, con músicos en directo, lanzamiento de hacha y cuchillo, tiro en arco, tabernas, tiendecillas con infinitas cosas de cuero… genial. Y eso que era chiquitajo.
Por orden de aparición: Eduardo, Nana, María, Andrea, Silvia y Daniele.
Los músicos del mercado medieval. Ojo al dato con el instrumento que toca el que está sentado, no solo parece una guitarra con arco, sino que además tiene teclas. Si alguien sabe el nombre, que lo diga, asias. Fijaos también en los cascabeles del zapato. Tocaban genial!

Comimos allí el típico bratwurst con su panecillo y una buena Apoldaer Bock Bier. De postre unos pastelillos y pretzels con queso… mmmm!! La cocina alemana es un bastante grasa, pero con el frío se agradece, jajjajaj!

Al volver a casa cenamos en familia. Se vinieron Andrea, Maria y Eduardo a nuestro piso y les preparamos algo de pasta con un sofritico de verduras. Bebimos vino blanco que pilló el chileno y estuvimos cenando como reyes!

sigue: Fiesta de la zurra en Humelstrasse

Domingo. Nuestra compañera de piso, Tina, se va. Y la mañana del lunes viene con sus padres para mudar todos sus trastos. Lo malo es que hay cosas como las estanterías del baño y algunos de los utensilios de la cocina que tmb se los lleva, pues son suyos. Ah! Y sobretodo la lavadora. Quizá a partir de ahora tengamos que ir a la lavandería o usurpar las lavadoras de los vecinos de madrugada. Pero bueno, esperaremos a que venga la nueva compañera a ver que pasa o que se decide. Con todo esto en la cabeza, nos ponemos a limpiar, y ordenar la casa. Yo arreglo un poco el Keller (eso es un trastero en el sótano, y el sótano se comparte con los demás vecinos, y es además donde están las lavadoras). Se nota que en verano no ha habido gente en la casa y que las chicas al final de su estancia limpiaban poco o nada pq literalmente nos hinchamos de sacar mierda. Desgraciadamente de eso no tengo fotos para enseñaros, pero doy fe de ello. jejje!

Después de comer nos fuimos al parque de al lado de casa. Hacía sol y eso aquí hay que aprovecharlo como agüita de mayo. Estuvimos dibujando, jugando a lanzarnos las pelotas de malabares y haciendo el gamba (para variar). Fuimos al centro a dar una vuelta y nos encontramos a algunos de los erasmus, nos tomamos un café con ellos y volvimos a casa. Aprovechamos para poner las últimas lavadoras.

Cena y peli. Bueno, hoy no es peli, hoy es serie friki: “The Big Bang Theory”. Que aprovecho para recomendar, no es un pasote, pero tiene su gracia.

5 comentarios:

Kostompy dijo...

Joer con los bocetos, no dibujaría yo algo a ese nivel ni que me pasara una tarde entera xD

Que recuerdos me trae este post de mi erasmus en copenhague. Lo de los sótanos compartidos con las lavadoras (que gran idea!), lo de hacer pinitos en cocina typical-spanish, las ganas de fiesta diarias de los erasmus... xD En fin, que se nota que no lo pasáis mal del todo :P

Ah, por cierto, lo de la foto parece algo como un organistrum o una zanfoña, pero eso normalmente se toca con una rueda, no con un arco :/

JC : dijo...

jajjaj!

No, no lo pasamos mal del todo. La verdá ke creo ke me das una rueda y un palo y me lo paso pipa.

Sí, una zamfoña sí se lo que és, también la toco el hombre ese, Pero el instrumento con el arco ni zorra.

Anónimo dijo...

Guapisimos los dibujos!... (Espero que me guardeis alguno)
Mucha fiesta, muchas comiditas,muchos amiguetes...asi cualquiera!..........Viel Spas !
Besitos!
(mari Pili dice que está "enganchada" a tu blog)XD......

lamami dijo...

No soy anónimo!, soy lamami!!!!!

Pili dijo...

si... es verdad... estoy enganchada a tu mail... bueno al tuyo y al de david pozos!!!

Pero el tuyo es más currado!!

Sigo leyendote.

Un besito